sábado, 7 de marzo de 2009

Entrevista: Ben Edlund de Supernatural

Ben Edlund, uno de los guionistas de Supernatural, es una persona, o mejor dicho un personaje, poco común. Es el creador del personaje de historieta llamado The Tick. Escribió y dirigió el capítulo "Smile Time" de la serie Angel, donde el personaje principal era convertido en un muñeco de juguete, una marioneta. Es el autor de algunos de los episodios "extraños" de esta cuarta temporada de Supernatural, como "Monster Movie", aquel capítulo en blanco y negro, y "Wishful Thinking", aquel del oso de peluche alcohólico y suicida en un pueblo en el cual sus habitantes veían hacerse realidad sus deseos.
Algunos califican a Edlund como un genio loco, un maestro de lo absurdo, un hombre cuyo cerebro funciona de manera diferente al del resto de la gente.
El sitio web BuddyTV publicó a fines del año pasado una entrevista realizada a este hombre, donde habló de varias cosas.

Pregunta: Muchos de los episdios de tu autoría en Supernatural son livianos y divertidos; ¿en verdad escribes con ese propósito?
Ben Edlund: Sí. Es una combinación de cosas. La serie en sí misma, por cómo es, tiene este lugar donde yo puedo expresar mis ocurencias. Siempre he escrito de esa forma. Es algo con respecto a las ideas que tengo y cuáles de ellas elijo para desarrollar. Aunque últimamente hemos intercambiado posiciones con Sera Gamble, siendo ella la que hace los guiones absurdos y yo el que hace los guiones serios.

P.: ¿Es difícil la transición? Porque hay una gran diferencia entre escribir episodios en tono de comedia y escribir episodios dramáticos.
B.E.: Para mí es duro cuando no hay toques absurdos. Se me hace difícil ver si algo es bueno o no, porque mi sensibilidad apunta en esa dirección. Es diferente. Hay escenas que hacen pie enteramente en su aspecto dramático y no en un conjunto de líneas humorísticas. Pero al final es como que un esfuerzo reemplaza al otro: tampoco es tan fácil escribir comedia.

P.: ¿Has propuesto alguna vez una idea que estuviera muy fuera de lugar? Te lo pregunto porque hay algunos fans que consideraron que el episodio "Wishful Thinking", con aquel oso de peluche suicida, fue demasiado.
B.E.: Bueno, para algunos esas cosas son demasiado, y está bien. Frecuentemente tengo ocurrencias que nunca verán la luz del día. Por lo general, pienso que lo mío tiene sentido. Tenía una idea acerca de la cual pensé que con ella había acertado justo en el blanco, esa clase de ideas de las cuales no se ríen cuando las dices. Esa idea era acerca de abejas fantasmas; o sea, no tienes que pagarles, ni siquiera las tenías que ver, era tn sólo cuestión de crear el efecto de sonido.

P.: ¿Abejas invisibles?
B.E.: ¡Abejas fantasma invisibles! Como una colmena con la cual habían acontecido algunos problemas mientras esas abejas estaba vivas. Algo así, para un par de horas de buena diversión, tiene perfecto sentido para mí.

P.: ¿Te encuentras frecuentemente ante ideas y ocurrencias de esta clase tratando de hacerlas encajar en un show de horror?
B.E.: Todas estas ideas pueden tomarse desde un ángulo diferente. Por ejemplo, ¿no sería algo fantasmagórico si de repente unas galletitas estuvieran embrujadas y ellas trataran de comerte a vos? ¡Sí! Hay una gran distancia entre mis propias ideas ridículas y lo que llego a realizar, o lo que es permitido. Y eso está bien; porque sin alguien que determine estas cosas la serie no tendría sentido.

P.: ¿Tienes alguna clase de retorno de los fans, por ejemplo que te digan "queremos más de esto" o que atl o cual idea es muy buena para la serie?
B.E.: Tengo un amigo que no mira Supernatural, pero está siempre desesperado por conseguir ideas para la serie. Y he tomado prestadas varias de sus ideas. Y en cuanto a la respuesta de los fans, te digo que sí; eso sucede en las convenciones. No acostumbro leer lo que se dice en los sitios webs de los fans; aunque veo algo de vez en cuando, es un poco extraño y atemorizante que la gente hable acerca de ti. Así que casi no le presto atención a eso, pero estoy seguro que tienen buenas ideas. Ésta es una que he recogido: que hagamos una pausa en la actuación desde el punto de vista de un gato. Que no lo hagamos en ninguna otra parte de la historia, sino sólo en una pausa de la actuación.

P.: El gato, ¿era relevante? ¿O se trataba sólo de un gato que pasaba por ahí?
B.E.: Era el gato de una señora. El punto era que el gato podía ver a un monstruo al que nadie más podía ver. Pero nunca en la historia vuelves al gato. Por eso necesitoa alguien que me detenga en estas ideas.

P.: El aspecto religioso que se ah agregado a esta temporada, con los ángeles y los 66 sellos, ¿se te hace difícil meter lo tuyo, cómo tratas con eso? Porque con la religión tan omnipresente, debe ser una tarea difícil introducir tu aporte.
B.E.: Es como hacer una nueva serie de Batman. Me gusta la dirección actual de la serie, me gusta la noción de tomar y elegir cosas de la mitología judeocristiana y establecer que hay cosas que están bien y cosas que están mal, y que más allá de eso hay algo más que está sucediendo en el universo. Eso es algo maduro. Y es una evolución muy interesante para esta serie, haber llegado a esto desde el lugar de dos muchachos en un auto escuchando Aerosmith, lo cual era una buena diversión. No pensé si deberíamos meternos en este territorio o no, pero es algo que siempre está presente y puede suceder cuando estás tratando temas como el infierno, el diablo, y todo eso.