sábado, 5 de diciembre de 2009

Joss Whedon habla de la cancelación de Dollhouse



Recientemente (2 de diciembre 2009) se publicó en uno de los blogs del periódico norteamericano "Chicago Tribune" una extensa entrevista a Joss Whedon realizada por la periodista Maureen Ryan. En la misma, Whedon toca varios temas, y aquí reproducimos algunos extractos relativos a Dollhouse; lo más interesante son los conceptos que Joss vuelca acerca de la televisión actual. Para quien desee leer la entrevista original (en inglés), click aquí.
El capítulo final de la serie se verá en Estados Unidos el 22 de Enero; aun no hay fecha de estreno de la segunda temporada de Dollhouse en Latinoamérica.

A continuación, los extractos de la nota referidos a Dollhouse.


"Los problemas no fueron las distintas clases de episodios (unitarios vs. historias). Básicamente, el show nunca despegó porque el canal Fox quiso sacárselo de encima cinco minutos después de haberlo comprado; y además, es una serie difícil en términos de marketing", dice Whedon.
Y agrega que él siempre quiso explorar más de cerca los deseos y las vidas de fantasía de los clientes del Dollhouse; pero según afirma, al canal no le gustó. "Parte de la serie iba a ser acerca de lo que cada uno obtiene del otro en nuestras relaciones más íntimas, sean éstas sexuales o de cualquier clase. Pero finalmente, las cosas tomaron otro rumbo.
Cuando estás tratando con las fantasías, especialmente las de tipo sexual, sabes que te saldrás de los límites. No vas a hacer cosas que sean perfectamente correctas. Se supone que se trata de los aspectos propios que no queremos que los demás vean... la idea de la sexualidad era gran parte del show cuando éste empezó, pero cuando las cosas empezaron a moverse en otra dirección, fue como quitarle una parte de lo básico con lo cual la serie había sido concebida."

"Tuvimos el espionaje que el canal quería, pero lo que nosotros queríamos eran los interrogantes acerca de la identidad. Hay otras cosas de la serie que tampoco sucedieron, y no me di cuenta hasta que estábamos haciendo la segunda temporada; me encontré con que nos habíamos estado alejando de aquello que había sido la chispa original del show, y eso hace mucho más difícil escribir las historias."

"Hubo algo que me tomó desprevenido: que el canal quisiera menos connotaciones sexuales. La televisión actual producida por las grandes cadenas ha retrocedido varios pasos en su forma de lidiar con los temas referidos a la sexualidad o al cuerpo. El canal Fox tiene cierta reputación de ser 'atrevido' en ese aspecto pero es puro palabrerío porque ellos en realidad no quieren eso, lo cual resulta frustrante para mí. Es el clásico doble estándar norteamericano: tortura, excelente; sexo, no, eso no, eso es malo."

Aun diciendo esto, Whedon tomó la precaución de dejar en claro que él puede entender la cautela tanto del canal como de los televidentes. Después de todo, ni Echo (Eliza Dushku) ni los otros "activos" están en posición de dar su consentimiento para aquello para lo cual son utilizados. "La gente decía que esto era tráfico de personas, que esto era sexo por dinero. Y no se trataba acerca del sexo. parte del problema eran las otras implicaciones de lo que originalmente era una fantasía. La versión de esta clase de actividades en el mundo real fue lo que hizo que el canal se mostrara con dudas, y no los puedo culpar por eso. Pero pensé que ambas partes sabíamos de qué se trataba esto cuando firmamos los papeles al principio."

En última instancia, no es que Whedon esté decepcionado con estos últimos dos años de trabajo. "Creo que tocamos temas importantes. La estructura y el tono de la serie cambiaron, pero la premisa siempre estuvo ahí, y tanto los actores como los guionistas y el equipo de producción hicieron un fenomenal trabajo. Nos las arreglamos para mantener los interrogantes acerca de quiénes somos y las relaciones interpersonales. Esto tendrá un final; no hay ningún vacío al cual llenar que podría servir para continuar la historia. Quiero dejar en claro que si decidiera hacer alguna continuación o derivación, no será propiedad del canal Fox."

Durante la entrevista, no surgió el tema de si Whedon volverá a trabajar para una cadena televisiva. No parece que fuera a volver a este medio en el futuro cercano. "Lo que más me gusta es agitar las cosas, mostrar tantas cosas diferentes a lo habitual como me sea posible cada semana, para llevar a la gente hacia un lugar distinto de lo normal; pero la televisión está diseñada casi en su totalidad para ir en la dirección opuesta. Las series exitosas están hechas para darle a las audiencias exactamente lo que ellas quieren, pero eso no puede aplicarse para todos. Hay varias series no se ajustan a ese molde, series que resultan humorísticas cuando se supone que serían sensibleras, o que son de miedo cuando esperas que sean románticas. Pero en la mayor parte, las cosas son predecibles. Y yo no soy bueno para eso. Quiero decir, tiene que haber una razón detrás de la historia, algo más aparte de la historia en sí misma. Aun si fuera algo pequeño, tiene que haber una razón más allá que el hecho de tener que rellenar otros 40 minutos para entretener a la audiencia. Tiene que ir más allá de eso, porque sino, no solamente me aburre, sino que también me avergüenza."

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor no descargas ni spoilers, gracias.